Madonna, de la coquetería a la deformación facial por exceso de tratamientos

Espectáculos 28 de septiembre de 2020 Por redacción WTF
Un experto en cirugía estética asegura que lleva tantas cosas encima que está “deformada” y “parece un globo”. Sus fotos gustan a algunos fans y a otros les generan rechazo
40454-madonna
Madonna

A sus 62 años, Madonna no le tiene miedo a las selfis en primer plano y las poses sexy, pero un reconocido cirujano plástico dice que se excedió y que parece una “mujer gato.

“Intentar enumerar lo que lleva esta mujer en cara y cuerpo es casi tan difícil como la búsqueda del Santo Grial o adivinar la fórmula de la Coca-Cola”, dijo Leo Cerrud a el diario español El Confidencial.

Ver esta publicación en Instagram

Resting Birthday Bitch Face...................... 🔥🔥🔥 #happybirthday #leo #fire

Una publicación compartida de Madonna (@madonna) el

“Por cómo se ve, se puede intuir que efectivamente lleva de todo, no solamente múltiples liftings faciales, dos o tres mínimo a lo largo de su vida, sino también toda clase de rellenos, tipo ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica, ácido poliláctico e incluso me atrevería a pensar por edad, pero no por aspecto, que algún relleno permanente también lleva”, detalla el médico.

“Está hinchada, deformada y excesivamente retocada. Es como una Faye Dunaway en corticoides y está a un minuto de transformarse en la mujer gato”, remata.

Ver esta publicación en Instagram

Captain of Sunday............🧢 thank you @soheyheyhey for my beautiful kimono 👘

Una publicación compartida de Madonna (@madonna) el

Según el experto, la reina del pop ha borrado sus facciones.. “Por eso y con gran pesar, al ver sus últimos 'retoques' no podemos evitar preguntarnos: Madre, ¿qué te ha pasado? ¿Cómo has llegado a perder la cabeza de esa manera y convertirte, ya no en una caricatura de ti misma, sino en un inflado monstruo con cara de globo inexpresivo?”

La altura de sus cejas puede deberse al uso del ácido hialurónico para conseguir los foxy eyes, el retoque estético de moda y con el que se consigue no solo crear sensación de amplitud en la mirada, sino estirar y levantar el ojo, llegando a rasgarlo. Lo hacen Bella Hadid y Kendall Jenner, pero el riesgo es que cambian las facciones y la expresión.

Te puede interesar