¿Seguir o romper?

Curiosidades 30 de septiembre de 2020 Por WTF
Algunas personas tienen parecen tener más tendencia a separarse que otras, y muchas parejas se encuentran atrapadas en el dilema de “ni contigo/ni sin ti”. A menudo la respuesta se encuentra en su signo.
Pareja

En general, las personas nacidas con el Sol en un signo Fijo, Tauro, Leo, Escorpio, Acuario, tienden a ser las más estables en sus relaciones. Por el contrario, los signos “duales” mutables, Géminis, Sagitario, Piscis, a menudo se sienten inclinados a buscar más de una pareja, y la separación para ellos es una posibilidad clara.

Los restantes signos se ven más influenciados por su elemento. Virgo es el signo mutable con menos probabilidades de separarse, puesto que está gobernado por la Tierra y esto introduce un importante elemento de estabilidad.

De la misma manera, es más probable que se separe el impetuoso Aries, un signo Cardinal de Fuego, que le Cáncer de Agua o el terrenal Capricornio, que son Cardinales pero también más inclinados a aferrarse a lo que tienen.

Aries

Aunque este signo puede ser leal, Aries no es extraño a las separaciones y rupturas. Al ser un signo cardinal, los arianos siempre saben lo que quieren y a dónde van, mientras que su elemento de Fuego los hace propensos a las acciones espontáneas e impetuosas. 

Tienden a ser gobernados por sus sentimientos y deseos en un momento dado, sobre todo porque están muy pendientes de sus propias necesidades. Esto les dificulta la adaptación a las relaciones, puesto que el hecho de asociarse no conjuga muy bien con su individualidad.

Tauro

De calidad Fija y con el elemento Tierra como parte de su naturaleza, Tauro es uno de los signos con menos probabilidades de separarse. Pero la tenacidad, que es una de las grandes fuerzas de este signo, puede fácilmente convertirse en su mayor hándicap durante la ruptura de una relación.

Tauro tarda mucho tiempo en admitir siquiera que existe un problema. Y, si resulta lo peor, el proceso de separación suele ser increíblemente prolongado. Los Tauro no soportan separarse de las personas y las posesiones que les han proporcionado felicidad en el pasado.

Géminis

Como uno de los tres signos “duales” y mutables del zodíaco, Géminis tiene una verdadera necesidad del estímulo que proporciona tener una buena variedad de amigos y compañeros. Y puesto que este signo también se siente atraído por el tipo de trabajo que requiere separaciones temporales de vez en cuando, los Géminis insistirán en que sus parejas persigan sus propios intereses. 

Si la pareja en cuestión les puede dar el espacio que necesitan, y aceptar el hecho de que un Géminis sea ligón no significa necesariamente que esté insatisfecho con la relación, la estabilidad a largo plazo es realmente posible. Pero cuando la pareja sea mínimamente posesiva, Géminis buscará inmediatamente la libertad que le es tan necesaria.

Cáncer

Los románticos Cáncer inician una relación por amor y por creer realmente que esto es suficiente para hacerla durar “hasta que la muerte nos separe”. Se aferran tenazmente a su pareja y al pasado, y se resisten a la mera insinuación de separación. 

Los Cáncer se sienten complacidos estando inmersos en una relación sólo emocional, les resulta difícil comprender que otras personas puedan sentirse agobiadas por la profundidad de sus emociones. Les es totalmente ajena la idea de dar espacio y libertad a su pareja, y no lo harán, aunque esta sea la única manera de salvar una relación.

Leo

Gracias a la cualidad Fija de este signo, Leo normalmente hará todo lo que esté a su alcance para mantener el statu quo. Cuando la separación se toma inevitable, sin embargo, la posición de Leo se convierte en una de enfurecida dignidad, sobre todo, aunque no necesariamente, si su pareja es la que se marcha. ¿Cómo te atreves?, es su respuesta más probable ante el anuncio de una ruptura inminente. 

Se montan rápidamente sobre el caballo del orgullo herido, respondiendo a cualquier sugerencia u oferta de paz con un “haz lo que quieras” (haciendo un gesto brusco con la cabeza), o diciendo “de todas maneras no te necesito” (seguido de un portazo al irse en busca de “algo nuevo”).

Virgo

La separación es un dilema para los Virgo. Como signo Mutable, se adaptan fácilmente a las parejas nuevas y disfrutan del estimulo que representa el hecho de la variación en las relaciones. Pero, como signo de Tierra, valoran mucho su seguridad y son cautelosos para salir de una relación establecida, a menos que estén seguros de que en el futuro hallarán todo lo que desean. 

Los Virgo no suelen irse sin una cuidadosa deliberación previa y sin la seguridad de que habrá una nueva pareja. Es posible que sientan la necesidad de una separación a título de “prueba”, sobre todo para ver cómo se adaptarán a la nueva situación.

Libra

Las relaciones son lo más importante en la vida para un Libra, y suele tener pareja, aunque ésta no sea la ideal. Los nacidos bajo este signo no necesariamente necesitan un “amor verdadero” para mantener una relación, pero su incapacidad para tolerar la falta de armonía los hace poco dispuestos a permanecer durante mucho tiempo en una situación de infelicidad. 

Libra es un signo que tiende a la separación y a las segundas nupcias. Aunque son buenos a la hora de superar los problemas y diferencias, y están dispuestos a adaptarse a las necesidades de su pareja a costa de las propias, cuando la relación ha empezado a hacer aguas y a causar incomodidad, la separación es inevitable.

Escorpio

El leal signo Fijo de Escorpio valora la estabilidad: estas personas se resisten incluso a las separaciones más cortas, y utilizan sabiamente su intuición para elegir a su pareja de por vida. 

Pero, puesto que este signo emocional de Agua está gobernado también por los fogosos Marte y Plutón, los planetas de muerte y renacimiento, las relaciones de Escorpio no siempre siguen un curso pacífico y estable. 

Algunos Escorpio disfrutan secretamente con los compulsivos juegos de poder emocional a los que este signo es tan proclive.

Sagitario

Como uno de los signos duales del zodíaco, Sagitario necesita el estímulo que proporcionan las relaciones diversas y los amigos del sexo opuesto; raramente encuentran todo lo que buscan en una sola persona. 

Si su pareja pertenece también a un signo amante del espacio y puede concederles la libertad de una relación verdaderamente flexible, entonces es probable que nunca se vayan muy lejos, emocionalmente hablando. 

Pueden haber temporales mientras el Sagitario está de aventura, pero, al final, siempre acabará volviendo a casa.

Capricornio

Al ser un cauteloso signo de Tierra, Capricornio generalmente se toma su tiempo para decidir si establece o no una relación de por vida. Esto lo hacer por motivos prácticos y pasionales, y las relaciones de Capricornio suelen tener bastantes posibilidades de ser duraderas una vez que haya pasado el primer arrebato romántico. 

Puesto que son leales, fieles y valoran la estabilidad de una vida hogareña ordenada, no es probable que estas personas hagan nada que ponga en peligro su seguridad. 

Los Capricornio que no son felices en casa probablemente buscarán consuelo en otra parte, pero no se mostrarán demasiado dispuestos a separarse.

Acuario

Es otro signo al que se le plantea un dilema cuando se trata de una separación. De índole Fijo y cogobernado por el convencional Saturno, los Acuario tienen una inclinación natural a buscar la seguridad y la estabilidad en las relaciones duraderas. 

Pero la influencia de su otro gobernante, el imprevisible Urano, a menudo los arrastra a situaciones caóticas que conllevan cambios. Si la separación se produce, el Acuario tiende a resignarse a su suerte. Incluso así, la innata inquietud de este signo que la mecánica propia de la separación será bastante desorganizada y prolongada. 

Al mismo tiempo, gracias a lo imprevisible de su lado uraniano, siempre es posible una reconciliación.

Piscis

Mientras que la dualidad y la mutabilidad de Piscis hacen que este signo se sienta inclinado a tener varias parejas, la influencia del soñador Neptuno a menudo es causa de que las relaciones de Piscis se sucedan unas a otras sin aparente vínculo ni separación. 

Los Piscis tienen una necesidad muy profunda de sentirse muy compenetrados con su pareja y, cuando llegan a conseguir esto emocionalmente (cosa que sucede a menudo), la separación física es irrelevante. 

Por desgracia, pueden formar este tipo de vínculos fácilmente con más de una persona a la vez, y esto hace que su vida emocional sea algo confusa. A menudo esto les causa mucha angustia, pues le resulta difícil herir a alguien, incluso si eso sirve para aclarar las cosas.

WTF

Te puede interesar