¿Qué parte de su cuerpo es más sensible?

Curiosidades 03 de octubre de 2020 Por WTF
¿Tiene más probabilidades de contraer enfermedades que estén directamente relacionadas con su signo solar?
800px-Anatomical_Man

Aries

Este signo suele gozar de buena y vigorosa salud. De hecho, su impaciencia por enfrentar situaciones nuevas no les deja tiempo para estar enfermos. 

Tienen un increíble poder de recuperación, y puesto que Aries gobierna la cabeza, algunas enfermedades típicas de este signo son la jaqueca y las fiebres, de esas que de pronto parecen “quemar” y en poco tiempo desaparecen. Las impetuosas personas nacidas bajo este signo parecen vivir de la adrenalina. 

Esto hace de ellas unos trabajadores incansables cuando su energía está bien canalizada. Pero, si a ésta le falta dirección, su fuerza se vuelve contraproducente, generando irritabilidad y ásperas rabietas. Cuando el resentimiento se suma al estrés, resulta afectada la irrigación de los ojos y el cerebro.

Tauro

Por naturaleza, los Tauro son lentos y persistentes. Cuando se instalan cómodamente en una postura, se requiere mucho poder de persuasión para hacerlos cambiar. Pero, así como generalmente tienen una constitución fuerte, su atracción hacia la buena vida a menudo los lleva a autosatisfacerse con exceso. 

No hay nada más apetecible para el paladar de Tauro que las comidas suculentas y los dulces, y nada a lo que les sea más difícil renunciar. Pero la disciplina en los hábitos alimenticios es esencial para su bienestar. 

Tauro gobierna la glándula tiroides y ésta, a su vez, regula el metabolismo corporal. A menos que evite las dietas excesivamente grasas y altas en calorías, el Tauro tendrá problemas de peso durante los últimos años de su vida.

Géminis

Tiende a vivir con los nervios a flor de piel, consumiendo energía a raudales. Distraídos y enfrascados siempre en sus especulaciones, estos seres pueden llegar a olvidarse de sus necesidades básicas, como comer o dormir. Por lo tanto, su principal riesgo es el estrés. 

Las técnicas de relajación son beneficiosas, Géminis necesita aprender que una mente tranquila y controlada es más eficiente que un vendaval mental constante. Los Géminis son famosos por una “doble” personalidad: su lado sociable y efervescente contrasta con su otra faceta malhumorada e insensible. 

Esto se traduce en niveles naturales de energía bastante volubles, lo que hace que el hecho de dormir y comer de forma regular sea vital para reducir las fluctuaciones en su estado de ánimo.

Cáncer

Bajo la gruesa caparazón del cangrejo, hay un estómago blando y suave; a los Cáncer les pasa lo mismo. A pesar de su aspecto aparentemente frío, son altamente sensibles a los trastornos emocionales. 

El acuoso Cáncer gobierna el estómago y el tubo digestivo, y este sensible sistema es la zona donde suele registrarse cualquier perturbación. Las personas nacidas bajo este signo tienden a embotarse, a guardárselo todo adentro. La tensión que esto produce a largo plazo puede dar lugar a úlceras de estómago. 

Al tiempo que son muy sensibles con quienes les rodean, ellos tienden a sufrir en silencio. No se comunican con facilidad, lo que dificulta que los demás puedan brindarles su apoyo y comprensión. 

Leo 

Radiantes y enérgicos, los Leo pueden llevar tanta luz a la vida de los demás que se ciegan ante sus propias necesidades, sobre todo en cuanto a salud se refiere. Su necesidad de reconocimiento por parte de los demás los lleva a realizar interminables hazañas y, puesto que tienen tanta vitalidad natural, se niegan a aflojar el ritmo. 

Algunos llevan a la median edad con más energía que otros, pero todos los Leo en algún momento tienen que enfrentarse con su propia realidad. Si no es así, la comida y la bebida que tanto les gustan será su perdición. 

Los Leo tiene un entusiasmo que puede llevarles a romperse la espalda por cualquiera, menos por sí mismos. No les gusta que les recuerden que están hechos de huesos quebradizos, y a menudos se quejan de dolor lumbar. 

Virgo

Una pasión exagerada por los detalles ha hecho que los Virgo tengan fama de hipocondríacos. La mente y el cuerpo son cosas muy parecidas para ellos. La información es como la comida; se digiere y sólo se absorbe de ella lo que es útil. 

Si algo amenaza este proceso tan ordenado, tanto la mente como el cuerpo se ven afectados. Esta preocupación por la salud es su intento de asegurar que todo vaya perfectamente según sus planes.

El problema es que pueden preocuparse demasiado para que el equilibrio sea correcto, y esto puede llevarles a un tremendo desgaste. Virgo gobierna los órganos abdominales, los intestinos y el vientre. Cualquier ansiedad excesiva tiende a crear indigestión nerviosa, acidez o trastornos estomacales.

Libra

Como signo de la balanza, la mayor preocupación de los Libra es sopesar las opciones y tomar las decisiones correctas. La brillante mente de los Libra se muestra atinada para los asuntos de los demás. Pero respecto a su propia vida, el fantasma de la indecisión les persigue. 

Antes que afrontar honestamente las cuestiones emocionales, a veces preferirán hacer las paces a cualquier precio. Actuando así, pueden perder el rumbo y experimentar más enfado y frustración a medida que reprimen sus más profundos deseos. Esta frustración puede llegar a ponerlos enfermos. 

La sobrealimentación persiste puede ser indicativa de depresión. Pero su fuerte y delgada constitución les permite condescender de vez en cuando y permitirse el lujo de comer dulces. Equilibrio es la palabra clave respecto a su salud y su bienestar general. 

Escorpio

De todos los signos solares, los Escorpio son, sin duda, los más incomprendidos. Comúnmente se les asocia con las emociones humanas más crudas, tales como la malicia y la vergüenza, y también con la obsesión sexual. El hecho de que Escorpio gobierne los órganos sexuales sólo parece contribuir a esta idea. Aunque esto puede ser cierto en algunos Escorpio, no es ni mucho menos descriptivo de la mayoría de ellos. 

En general, son extremadamente enérgicos y se recuperan rápidamente de una enfermedad. Pero raramente suelen ser moderados en sus costumbres sanitarias, y pueden comer, beber y fumar de forma exagerada o, por el contrario, practicar la abstinencia más rigurosa y absoluta.

Sagitario

Los sagitarianos enfocan la vida a gran escala, ya sea en palabras, hechos o costumbres alimenticias. Les encanta la excitación y la aventura; lo que más temen es la perspectiva de quedarse inmovilizados por alguna enfermedad. Pero la inquietud constante les lleva a utilizar enormes reservas de energía, poniendo en peligro la movilidad que tanto valoran. 

Su tendencia a pasar repentinamente del entusiasmo más ferviente a la depresión más profunda es notoria, y suele ser desproporcionada en relación a los hechos que provocan dichos cambios. Pero, al igual que los otros signos de Fuego, los Sagitario no aceptan de buen grado los consejos sobre sus hábitos de salud.

Capricornio

Su forma de vivir cautelosa y metódica hace que los Capricornio parezcan tener un conocimiento instintivo de sus habilidades, que utilizan de forma ingeniosa para conseguir objetivos muy concretos. 

Cuando están concentrados, nada puede distraerles. Sin embargo, pueden tener ataques de depresión, debido a las arduas tareas que se imponen a sí mismos, y les resulta difícil desahogarse. 

En general, los Capricornio enfocan su salud con la misma disciplina con que enfocan sus carreras. Es un signo de naturaleza activa, pero sólo se permitirán el lujo de hacer gimnasia si esto encaja con sus planes. 

Siempre deben tener un objetivo en vista: alcanzar la cima de una montaña o llegar a realizar una difícil postura de yoga, por ejemplo. También son aconsejables las caminatas.

Acuario

Son idealistas y están llenos de ideas acerca de como cambiar el mundo, pero esto a menudo significa que pasan por alto su propia condición. Con frecuencia les fascinan los temas de la salud, especialmente los que hacen referencia a nuevas técnicas curativas. Pero a menudo pueden ser descuidados de si mismos. Simplemente están demasiado absortos en sus propios pensamientos.

Las tremendas ganas de vivir les proporcionan gran capacidad para saber estar; pero a menudo son tan tercos que se resisten obstinadamente a frenar el ritmo. 

Cuando hacen ejercicios, los Acuario deben de tener cuidado. El enfado no expresado puede volverles susceptibles a los accidentes. Sus zonas típicamente vulnerables de la parte inferior de las piernas son las espinillas, las pantorrillas y los tobillos.

Piscis

La sensibilidad de los Piscis es tan afinada que reacciona al entorno como el papel secante. En el cuidado de los enfermos, por ejemplo, los Piscis tienden a reflejar ellos mismos los síntomas de sus pacientes. Es más: los Piscis a menudo tienen dificultades para definir los límites entre la realidad y la ficción. 

Lo que más ansiedad les causa a los Piscis son los pies y los dedos de los mismos. Esto no es sorprendente, puesto que, simbólicamente, son los pies los que mantienen a este caprichoso signo amarrado a la tierra. Para “sentir los pies en el suelo”, quizá les resultaría terapéutico caminar descalzos o hacerse masajes. 

WTF

Te puede interesar