Novak Djokovic sufrió con Pablo Carreño Busta pero igual se metió en semis de Roland Garros

Deportes 07 de octubre de 2020 Por WTF
El número 1 del mundo no arrancó bien y físicamente no estaba diez puntos. Su próximo rival será Tsitsipas, que le ganó a Rublev.
Nole
Novak Djokovic. El serbio se metió entre los cuatro mejores en París.

El serbio Novak Djokovic dio un paso más en la búsqueda de su segundo título en Roland Garros, el Grand Slam que más le ha costado a lo largo de su carrera. El número uno del mundo, campeón en París en 2016, derrotó por 4-6, 6-2, 6-3 y 6-4 al español Pablo Carreño Busta y avanzó a las semifinales. En esa instancia, se medirá con el griego Stefanos Tsitsipas, vencedor del ruso Andrey Rublev.

El tenista serbio, número uno mundial, se volvió a encontrar con el jugador español (N.18), poco más de un mes después de su enfrentamiento de octavos de final del US Open.

Aquel encuentro acabó muy mal para Djokovic, descalificado cuando en un gesto de enojo golpeó con violencia una pelota que terminó impactando en una juez de silla. Esa es, hasta ahora, la única derrota de Djokovic en 2020, una temporada en la que suma 35 victorias.

En París no comenzó mejor su duelo con Carreño. Afectado por dolores en el cuello, por los que tuvo que ser tratado en dos oportunidades, el serbio perdió por primera vez un set en esta edición de Roland Garros. Fue al caer por 6-4 en el primer set.

El español no dejó pasar las oportunidades que le ofreció Djokovic, que apenas tuvo una efectividad del 40% con el primer servicio y cometió 16 errores no forzados.

Después de 50 minutos en los que pareció sufrir el partido, Djokovic pareció dejar atrás el dolor crónico de sus cervicales. El porcentaje de primer saque subió al 70%, números a los que el serbio está acostumbrado, bajó a siete sus errores y subió a 13 sus winners.

Carreño, que mantuvo su juego y rendimientos altos, poco pudo hacer para contener al máximo preclasificado del torneo, que lo quebró en el cuarto game y volvió a quedarse con su servicio en el final del set para ganarle por 6-2.

A esos dos juegos consecutivos, Nole le sumó otros tres en el tercer parcial. Si bien Carreño recuperó el quiebre e igualó 3-3 el set, Djokovic se mantuvo firme y no le permitió volver a sumar puntos. Así, ganó 6-3 y comenzó a dar vuelta la historia en el Philippe-Chatrier.

Entonces la cuesta se tornó demasiado empinada para el español. En el cuarto set, Djokovic tuvo cuatro break-points en el tercer juego, aunque los dejó escapar. También tuvo otro en el quinto, que tampoco pudo concretar. Finalmente logró el quiebre en el séptimo game.

Carreño no se entregó y enseguida generó tres oportunidades para restablecer la paridad. Pero errores propios y aciertos de Nole le impidieron subirse al último tren que le ofrecía el duelo. Así, el número uno del mundo terminó cerrando el set por 6-4 y se quedó con el triunfo en tres horas y 10 minutos.

Antes, la cancha central de Roland Garros fue el escenario de otro partido que ya se había disputado en este 2020: el griego Stefanos Tsitsipas (N.6) venció al ruso Andrey Rublev (N.12), tomándose revancha de la reciente final del torneo de Hamburgo que perdió en tres sets. 

Tsitsipas se impuso por 7-5, 6-2 y 6-3 en una hora y 55 minutos. No fue un arranque sencillo.

Si hace dos semanas en la ciudad alemana fue el heleno quien tuvo servicio a su favor para anotarse el torneo, en el polvo de ladrillo de París el ruso desperdició el saque para ganar la primera manga, con 5-4, y acabó cediendo tres juegos consecutivos que le costaron el set.

A partir de ahí, Tsitsipas, de 22 años, dominó el encuentro a medida que se desdibujaba el juego de su rival. Con contundencia cerró el segundo parcial (cuatro juegos consecutivos para ganar 6-2) y jugó el tercero, que se convirtió en el definitivo, al cabo de 33 minutos.

El griego, que había perdido sus tres anteriores duelos contra Rublev, jugará su segunda semifinal, tras la del Abierto de Australia del año pasado, en la que perdió contra el español Rafael Nadal. 

El único tenista griego que ha llegado a esa ronda en un Grand Slam se medirá para un puesto en la final contra el ganador del mencionado duelo entre Djokovic y Carreño. Del otro lado del cuadro, en tanto, Diego Schwartzman se medirá con el siempre favorito Rafael Nadal.

Justamente, la victoria de Tsitsipas favoreció al Peque, que se garantizó quedar como mínimo noveno en el próximo ranking. 

Peque¡Pequeño gigante! Diego Schwartzman derrotó a Dominic Thiem y está en semis de Roland Garros

WTF

Te puede interesar