Afirman que los clavos descubiertos en 2011 son los de la crucifixión de Jesucristo

Curiosidades 29 de octubre de 2020 Por redacción WTF
Un estudio de la Universidad de Tel Aviv concluyó que tienen más de 2.000 años y contienen restos de madera y hueso.
Historia-Jerusalen-Arqueologia-Historia_531707819_163745612_1706x960

En 2011 el investigador Simcha Jacobovic sorprendió con un documental llamado 'Los Clavos de la Cruz', que aseguraba que había encontrado dos clavos de hierro usados para crucificar a Jesucristo. Muchos dudaron del hallazgo, pero un grupo de especialistas de la Universidad de Tel Aviv se puso a investigar y realizó análisis químico y físico de los clavos.

Hoy el geólogo Aryeh Shimron confirma que los clavos tienen 2.000 años de antigüedad y que en el metal se han encontrado rastros microscópicos de hueso y madera. Shimron hizo estas revelaciones al periódico 'Haaretz'.

Los clavos encontrados fueron hallados en la Cueva de Caifás, que conspiró para que Jesús de Nazaret fuera condenado a muerte en la cruz. El hallazgo se hizo en una tumba del siglo I que pertenecería a Caifás, lo que, según apuntan en el estudio, "es de profundo interés porque en el Nuevo Testamento el sumo sacerdote Caifás fue el responsable de pasar a Jesús a los romanos, quienes luego lo enviaron a la cruz".

"Basándonos en la evidencia colectiva, concluimos, con considerable confianza, que los clavos sin procedencia son los clavos perdidos excavados en la tumba de la familia Caifás en 1990 y, además, que estos clavos se utilizaron en una crucifixión", afirman en el estudio.

Te puede interesar