Amnesia glútea, el efecto secundario del COVID19 que no vas a querer tener

Actualidad 03 de agosto de 2020 Por redacción WTF
El trasero sin memoria viene con las horas de sendentarismo. Queda literalmente muerto, inutilizado, lo cual es antiestético y malo para la salud. El glúteo se cae y ya no es capaz de reaccionar.
20181006_053927646_fviv15092018shusaluda40.jpg_525981578
Sedentarismo

La pandemia de COVID19 traerá consecuencias psicológicas y fisiológicas de todo tipo; una de las consecuencias puede ser una afección llamada amnesia glútea. El músculo del glúteo se olvida de que existe y no se recupera, lo que es antiestético y malo para la columna.

Los músculos flexores de la cadera —el psoas, el iliaco, el recto femoral del cuádriceps y el sartorio— se entumecen y acortan. Por el otro, sus compañeros de articulación, los glúteos, se alargan, con lo que la persona tiene un trasero caído y alargado.

El mayor problema es que estos cambios no solo ocurren mientras se está sentado, sino que, al levantarse, el trasero no parece recordar como volver a su ser original. Es lo que se denomina como amnesia glútea y no se libran de ella ni siquiera los deportistas.

La prueba para saber si uno tiene el glúteo un poco muerto puede ser subir unas escaleras, ¿dan pinchazos en la espalda baja? Eso significa que se tienen los glúteos muertos.

También se percibirá si los isquiosurales (el músculo que recorre la parte posterior del muslo desde la cadera a la rodilla) se queja al hacer un step-up (subir a un cajón y elevar la rodilla al pecho) o si duelen las rodillas al correr. De esta manera queda claro que sí, aunque hagas ejercicio puedes no librarte de este síndrome.

Lo glúteos son tres músculos y cada uno tiene sus movimientos favoritos: al menor le van bien las zancadas laterales; al medio, las sentadillas de sumo; y al máximo los puentes glúteos.

 Ni siquiera salir a correr cada día o a montar en bici son garantía de no sufrirlo. Y es que puede que corras sin exigir demasiado a los glúteos (algo probable si no metes cuestas hacia arriba en tu ruta). Y el ciclismo, por su parte, no es buen amigo de las posaderas: su función es extender la cadera y sobre la bicicleta (sobre todo, la de carretera), la cadera va flexionada. 

Ante la sospecha, se recomienda visitar al fisioterapeuta y para combatir esto hay que intentar caminar, aunque sea adentro de la casa.y dentro de las posibilidades de cada uno tener sexo.

Te puede interesar