El milagro de Valentino Rossi: el italiano mostró cómo escapó de la tragedia con la cámara de su casco

Deportes 19 de agosto de 2020 Por WTF
El piloto italiano compartió las imágenes que grabó desde su casco cuando las motos de Zarco y Morbidelli pasaron a centímetros.
15976109429432
El milagro italiano. Rossi se salvó por centímetros de la tragedia.

El último domingo en Austria, durante la cuarta fecha del MotoGP, Valentino Rossi escapó de la tragedia de milagro. Allí, dos pilotos chocaron entre ellos, sus motos salieron disparadas y por centímetros, primero una y después la otra, no impactaron contra el italiano, que en las últimas horas compartió el video que grabó la cámara ubicada en su casco y una breve reflexión sobre el accidente.

El campeón de MotoGP reconoció que no tomó conciencia de lo ocurrido hasta ver las imágenes. "Pasó tan fuerte que ni siquiera la vi. Cuando regresé a boxes, ya estaba lo suficientemente sorprendido por haber visto la moto de Zarco volar literalmente sobre la cabeza de Maverick. Milagrosamente nadie resultó herido pero espero que este incidente haga reflexionar a todos, especialmente a nosotros los pilotos”, expresó.

"Las imágenes de mi cámara son las que me dan más miedo, porque desde aquí se comprende la velocidad con la que la moto de Franco atravesó la pista justo delante de mí", agregó Valentino Rossi.

 Además, señaló que "Zarco no provocó intencionadamente ese accidente". "Pero sigue siendo un grave error de valoración que un piloto de MotoGP no puede permitirse, sobre todo en una frenada a 310 km/h. Moverse rápido a la derecha y frenar en la cara de Franco no le dio lugar para reducir la velocidad, por eso Morbidelli no pudo evitar pegarle a toda velocidad”, analizó.

“Entiendo que en carrera nos jugamos mucho y todos damos el máximo para mantenernos al frente, pero no debemos olvidar que el nuestro es un deporte peligroso, está en juego nuestra seguridad y la de nuestros oponentes. Eso es mucho más importante que ganar una posición", agregó.

El choque ocurrió cuando se corría la novena vuelta en el Red Bull Ring de Austria. Franco Morbidelli (Yamaha) buscaba superar a Johan Zarco (Ducati) cuando el francés se corrió de línea y frenó antes de tiempo para una fuerte curva a la derecha. El italiano no pudo esquivarlo y las dos motos impactaron entre ellas.

Con el choque, los dos pilotos volaron por el aire. Zarco logró pararse por sus propios medios y fue rápidamente a asistir a Morbidelli, que estaba arrodillado en el suelo con claras muestras de dolor.

Sus motos no tomaron la misma trayectoria que sus domadores. La de Morbidelli comenzó a dar vueltas en el aire. La de Zarco, en cambio, salió disparada a toda velocidad hasta que impactó contra la valla de contención y se hizo pedazos. Pero las dos quedaron con la velocidad y la fuerza para cruzar, volando por el aire y destrozadas, por el medio de la pista.

Y ahí estuvo la parte más dramática. Justo por esa curva pasaban las Yamaha oficiales de Maverick Viñales y Rossi. Entre ellos no había más de tres o cuatro metros de distancia. Pero por el medio pasaron las dos motos de 150 kilos a toda velocidad.

La carrera se paró inmediatamente con bandera roja y todos los pilotos debieron ir a los boxes. Allí, al llegar, Valentino se tomó la cabeza porque vio lo cerca que estuvo de una tragedia. Se dio cuenta de que este domingo volvió a nacer en la misma pista en la que consiguió, en 1996, su primer podio en el Mundial, en 125 centímetros cúbicos.

“Tengo que decir que fue duro, estoy un poco sacudido. Incluso empezar la segunda carrera fue complicado. Estaba junto a Maverick (Viñales), estábamos ralentizando para entrar en la curva 3 y vi llegar una sombra. Pensé que era la sombra de un helicóptero, en cambio llegaron dos balas. Vi bien la Ducati de Zarco, en cambio la moto de Morbidelli ni siquiera la vi, solo la vi luego en las imágenes. Hoy el santo de los motociclistas hizo un gran trabajo", comentó el italiano en Sky Sport. 

WTF

Te puede interesar