Cómo son los signos de agua en el trabajo

Curiosidades 24 de agosto de 2020 Por WTF
Cáncer, Escorpio y Piscis son personas que saben entregarse, confían en su intuición y siempre están dispuestas a ayudar.
279-GR-working

A los tres signos de agua les fascina explorar los rincones escondidos de su propia psique y la de otros.

El colaborador de Cáncer 

Siempre es bueno tener trabajando para uno a un Cáncer, porque realmente trabaja para uno. No trabaja por la gloria ni por ninguna nebulosa quimera, ni acude cada día a la oficina porque está entusiasmado con la recepcionista.

Cáncer jamás piensa en su trabajo como una forma de autoexpresión, ni como una manera entretenida de pasar el rato entre un café y otro. Él trabaja por la razón más sencilla del mundo: por la seguridad. Y eso, naturalmente, significa su sueldo.

Usted se dará cuenta inmediatamente de que el sueldo de un Cáncer debe estar hecho de elástico. Debe estar continuamente estirándose. A medida que pase el tiempo y que él tenga más experiencia, su lealtad esté más probada y sus talentos y capacidades sean evidentes, el Cangrejo esperará más dinero.

Sus ingresos deben igualar siempre a sus gastos, y estos aumentarán sin cesar. Y si su sueldo no está a la altura, se verá obligado a hacer algo que va totalmente en contra de su naturaleza: dejar su trabajo para irse a otra parte. 

Pese a la aparente suavidad del Cangrejo, Cáncer es un signo cardinal, lo que significa que los regidos por él nacieron para asumir responsabilidades para conducir, no para que les conduzcan. Mientras sea necesario, aceptarán con docilidad la disciplina de un jefe, pero no olvide usted que es lo que se esconde tras esa disposición a obedecer dócilmente las órdenes. 

Cuando el Cangrejo sirve obedientemente, a lo que sirve en realidad es a sus propios objetivos secretos. Y sucede que su trabajo es un importante ladrillo en la construcción del gran edificio que está levantando. Tan pronto como la sólida estructura esté terminada, él se encargará de dirigirlo. Dicho de otra manera: su meta es un cargo de ejecutivo. Es una idea que ni por un instante deja de tener presente, y más vale que también la tenga presente usted, por razones obvias.

Él se ve impulsado a acumular dinero, y una inconmovible posición de autoridad por muy diferentes razones. Cáncer necesita la tranquilidad de saber que tiene el futuro asegurado, para poder terminar relajándose y viviendo allí donde está su corazón: en el ayer.

Además, es posible que el empleado Cáncer necesite sumas importantes para mantener a los parientes que se han ido a vivir con él en momentos de estrechez, o para ayudar a uno de sus vástagos, que quizá necesite más dinero por múltiples razones. Aparte, el Cangrejo tiene mil y un miedos, entre reales e imaginarios, que entretejen una complicada red de fastidiosas dudas y sentimientos de inadecuación. Y todo eso se calma con autoridad y liderazgo.  

Hay una cosa más que necesita el Cangrejo: afecto. Naturalmente, eso no es responsabilidad de un jefe, pero es importante que usted lo sepa. Es posible que algún día tenga que darle un apretón de manos y decirle unas cálidas palabras de gratitud, en vez de ascenderlo. Claro que eso no será un sustituto adecua-o del dinero, pero es posible que le decida a seguir un tiempo más con usted.

No escatime afecto a sus empleados lunares, pero trate de mantenerse en un plano impersonal.  

Si uno de sus empleados Cáncer está pasando por un trámite de separación o de divorcio, entonces tiene usted en sus manos un problema que puede perturbar durante semanas a su personal. El afectado inundará la oficina con una nube de tristeza.

Cuando quiera hablar de algo con su empleado Cáncer y le interese contar con su mentalidad receptiva, invítele a almorzar o a cenar. A los Cangrejos les encanta la gente que les invita a comer. Y no solo porque ellos no tendrán que pagar la cuenta; es que para ellos la comida es seguridad.

tiposdeordenesConoce a jefes de los signos fijos del Zodíaco

El empleado Cáncer típico no se dedicará a hacer bromas y chistes durante las horas de trabajo, pero si le lleva usted a cenar, prepárese a no dejar de reírse desde el zumo de tomate a los fresones con nata. Como conversadores, los Cangrejos pueden ser absolutamente fascinantes, salvo que estén de ánimo sombrío, y en ese caso una palabra por hora, breve y cortante será toda una marca. 

Cáncer tiene antenas para las cosas. Nadie puede ser más tierno y compasivo que él cuando uno necesita un amigo, ni más testarudo cuando sospecha que alguien está tratando de sacarle algo, ya sea emocionalmente o de manera tangible. 

Ya se alegrará usted de haberlos contratado cuando sus ocupaciones le exijan salir de la oficina con más frecuencia de la que usted quisiera. A ellos les encanta vigilar la tienda.

 El colaborador de Escorpio

Sin pensarlo, ¿quién diría usted que es la persona con mayor autodominio en su oficina? ¿Cuál es el empleado que parece tener más confianza en sí mismo, sin ser impertinente, los ojos más firmes, el que ofrece menos excusas y mantiene mejor su equilibrio? Si entre su personal hay alguien que tenga esas cualidades, ¿no le da la impresión de que los cumplidos le son indiferentes? ¿Mantiene el secreto en torno a su vida personal? ¿Tiene bien planificado su futuro? Supuesto que todo esto sea así, una pregunta más: los demás empleados, ¿no le tienen un poco de miedo? Si es así, no hay duda: su empleado es Escorpio. 

En su empresa no habrá nadie que, en mayor medida que Escorpión, sea dueño de su destino y capitán de su alma. Sus motivaciones surgen totalmente de sí mismo y su unidad de propósito es absoluta. Ningún otro cuenta con tantos recursos ni está tan seguro de su propio potencial. El Escorpión tiene el poder de realizar o destruir su propia vida, y él lo sabe. Jamás se miente, y es raro que culpe a nadie de sus errores, a no ser a sí mismo. 

Es un empleado capaz de ascender en la medida que él mismo decida, y mientras va ascendiendo no esperara muchos favores. Es la última persona a quien se podría acusar de tener complejo de inferioridad. 

La actitud de su empleado Escorpio hacia usted estará en relación directa con lo que usted pueda ofrecerle, con lo que él quiere de usted y de la vida. Si una persona cualquiera se opone al Escorpio, le insulta, le trata con grosería, rompe sus promesas o le pisa la cola, que los dioses tengan misericordia de ella: lamentará el día que se atrevió a desafiarle. 

Sin embargo, si usted constituye la encarnación del poder y de la realización de sus sueños más íntimos, la reacción de Escorpio ante el mismo tratamiento será de desapego. Si usted está en posesión de algo que Escorpio necesita y desea, aceptará de usted casi cualquier cosa con deliberada tranquilidad, y –crease o no– sin venganzas ni picaduras defensivas. El hecho mismo de que sea capaz de controlar su profundo resentimiento y de borrarlo literalmente de su ánimo demuestra su sobrecogedora fuerza interior.

Si hay una cosa que Escorpio sabe, es de qué lado de su pan está la mantequilla, y quién es el dueño de la mermelada. Está absolutamente seguro de que, en última instancia, el alcanzará su meta, y por eso no tiene prisa en derribar las barreras. 

Tampoco se avergüenza de someterse a sus superiores cuando es eso lo que le conviene hacer. Por eso su empleado Escorpio es intrépido; la confianza es siempre la madre del valor. Para él, todo es cuestión de tiempo y, con su profunda penetración mística en los secretos del Universo, Escorpio sabe cuándo llegará el momento. Todavía no es la hora del mando, pero esa hora llegará. No es extraño que no sea de los de tipo ansioso. 

La mayor parte de los jefes aprecian la filosofía de Escorpio, y la admiran. Ellos saben cuál es el precio del éxito y está dispuesto a pagarlo sin pedir concesiones especiales. Pero cuando el éxito llegue, no se olvide: ya se ha jugado el primer tiempo y hay que cambiar las posiciones. 

Si lo compara con la actitud del trabajador medio, descubrirá usted que su empleado Escorpio atesora otra cualidad admirable; se la designa con una palabra anticuada, que se deletrea l–e–a–l–t–a–d, y que actualmente es un artículo que escasea en el mercado. Y no me refiero a los homenajes verbales a su situación de <<jefe>> ni al intento de congraciarse mediante un servilismo casi siempre hipócrita, como se observa en la mayoría de los empleados ambiciosos. Escorpio tiene su propio sentido de la lealtad. 

Como trabajadores, los Escorpio son constantes y tenaces. Se toman muy en serio su labor y jamás pierden de vista la meta. Pueden ser obstinados, rebeldes, apasionados y despóticos.  

Los nativos y nativas Escorpio se orienten hacia trabajos que les exigen resolver misterios y penetrar enigmas, que pueden ser los de la vida, de las maquinas, de los hechos o de los seres humanos. Necesitan aumentar sus conocimientos con cada día que viven, de la misma manera que aumentan su talento, su capacidad y sus ingresos.

ninos-alegres-conversando-leccion_23-2147848670Cómo son los niños de los signos de Aire

Jamás se entremeta usted en los asuntos privados de un Escorpio, porque no lo tolerará. Si le gusta usted y le gusta su trabajo, será generoso y justo. Le dará ocho horas de trabajo por ocho horas de salario, y se olvidará de mirar el reloj si el proyecto le interesa. Pero recuerde que estará siempre firmemente dedicado a su propio código y a sus propias ideas, a los que será fiel por encima de todas las demás lealtades, incluso el amor y la ambición. 

Escorpio aceptará lo justo y pagará el precio justo; si el coste le parece excesivo, se va. Es la forma que él tiene de jugar; su verdadera lealtad, en resumidas cuentas, es para consigo mismo, lo que no es siempre tan egoísta como parece. Desde muy joven, su lema es: “Pon por encima de todo la fidelidad a ti mismo”. Siempre ha pensado que de esa manera no puede ser falso con nadie.

 El colaborador de Piscis

Los empleados de Piscis son muy competentes en el sector en el cual se desenvuelven, vertiginosos, algo dubitativos, cambiantes y muy intuitivos. Si tienen que pasar muchas horas encerrados en una oficina necesitarán una motivación extra, ya que quizás se sienten mejor en ocupaciones más dinámicas. Reconoce en este artículo cómo es Piscis como empleado.

El jefe de un empleado de Piscis le deberá brindar pautas concretas a seguir en su trabajo, ya que como ocasionalmente nadan en contra de la corriente requerirán de un trato y tiempo distintos al de otros trabajadores. Siempre es una buena opción que tengan lineamientos claros, porque los mismos les impedirán perderse o caer en indefiniciones. 

Es vital para Piscis como empleado contar con una adecuada retribución económica. Necesitan disponer de dinero cada día, y no estar pendientes del horóscopo de mañana para saber si ganarán en la lotería o cobrarán alguna herencia que mejore su situación. Con liquidez económica se sentirán más seguros, reduciendo su tendencia al desorden y al caos. 

A los Piscis les encanta hablar y estar al frente del público. Poseen una gran habilidad al momento de expresarse, y actúan armonizando la voz como si fueran profesionales. En consecuencia, no será extraño que los elijan sus compañeros al momento de llevar una solicitud ante los superiores. Además, destacarán en posiciones que requieran estar en contacto con la gente. 

Uno de los datos interesantes del signo de Piscis es su perfil instintivo y creativo. Destacarán como empleados si siguen carreras como abogacía, arquitectura, veterinaria, artes plásticas, trabajo social y cualquier actividad relacionada con la creatividad, el medio ambiente o la interacción social. Es notable su capacidad para entender las necesidades de otras personas. 

A Piscis le gusta hacer la diferencia en todos los espacios en donde se despliega. No solamente harán aquello que les corresponda realizar de acuerdo a su puesto, sino que Piscis siempre va por más. Es un signo impresionable, intensamente sentimental, afanoso, laborioso y honesto, siempre saben cómo llegar al centro de los problemas, logrando solucionar así muy bien los inconvenientes. 

En general, viven más pendientes de sus sueños y objetivos que desvelados por otras cuestiones. De todas maneras, en varias ocasiones el dinero es trascendental para conseguir sus propósitos. Existen dos clases de nativos de Piscis: aquellos que derrochan y gastan sin pensar demasiado y los que son extremadamente ahorrativos, aunque ambos no suelen conformarse simplemente con lo que ganan en primera instancia. Aunque parezca soñador y caótico, en el fondo Piscis es ambicioso y sabe lo que quiere. 

El empleado de Piscis puede ser un trabajador riguroso y noble, sin embargo, son muy poco convencionales en lo profesional. Es probable que el temor a que su naturaleza no se acomode a la cultura empresarial los lleve a ocultar su verdadera esencia. Sin embargo, podrán desarrollarse a fondo solamente en un puesto en el cual no tengan que ocultarse o mostrarse de una manera diferente, en esa ocasión su creatividad logrará desplegarse en toda su dimensión.

WTF

Te puede interesar