Calabró-Viale: la pelea de dos dinastías del show bussines que eran íntimas

Espectáculos 22 de septiembre de 2020 Por redacción WTF
Mirtha y Goldie Legrand eran íntimas de Juan Carlos y Coca Calabró. Ambas familias son tan estrechas que sus niños se conocen de pequeños. Pero la nieta de Mirtha y la hija de Calabró ahora se lanzan con munición gruesa.
marinajuana

La guerra entre Juana Viale y Marina Calabró es el escándalo del momento en el show bussines argentino, pero lo peor, y que tiene a todos asombrados, es que ambas familias son estrechas y tienen fuertes lazos de amistad.

Los Legrand-Tinayre con los Calabró en los 80. Eran familia

Las gemelas Goldie y Mirtha Legrand eran íntimas de los Calabró, tanto que las hijas del matrimonio, Iliana y Marina, las consideran tías.

Como la diva, actriz y conductora Mirtha es grupo de riesgo por COVID19, su nieta Juana Viale la reemplaza en sus programas. Y Marina Calabró no tuvo reparos en acusarla de querer sacarle el trabajo a la abuela.

El último capítulo de la pelea fue la visita del periodista Jorge Lanata, compañero de Marina en radio, a La Noche de Mirtha Legrand (con Juana Viale). Allí Juanita le reprochó a Lanata que tuviera en su programa a alguien que le acusa de conspirar contra su abuela: "Hay gente que trabaja con vos en tu programa de radio que dice que yo le quiero afanar el programa a mi abuela".

Marina contestó desde el programa Confrontados "No me trates de mentirosa y mucho menos de maliciosa", dijo.

"Si algo me molesta de lo que dijo es... Ella tiene derecho a enojarse, a sentirse mal interpretada, pero no me atribuyas malicia porque si hay algo que yo no tengo es mala intención. Me puedo equivocar, puedo sacar una conclusión aventurada, apresurada, imprecisa. Pero no tengo mala intención. Me parece que dice eso porque no me conoce y porque viene con todo el prejuicio a cuesta de su madre, de su hermano, de su abuela", agregó Marina.

"No me hagas cargo de todo porque dije en una nota que con tu laburo me sorprendiste gratamente y lo hacés maravillosamente bien. Pero después los Legrand Tinayre se quedan con lo chiquito, con la anécdota. Se han dicho tantas cosas con intención de daño, no es mi caso. Diganme 'estás equivocada'. No me traten de mentirosa y mucho menos de maliciosa o de tener mala voluntad", concluyó.

La pelea entre familias empezó hace cuatro años, cuando Mirtha se enfureció por el destino de Marina, a la que vio nacer.

"Marina es malísima. Habla mal de todo el mundo. Profesora, economista y terminó haciendo chimentos", dijo Mirtha en aquel entonces enojada por que la periodista hablaba y opinaba de ella y su familia.

Te puede interesar